Counting Clouds &… son marcas que han aparecido en mi vida a través de Instagram, mails, mercados… y que comparten esta filosfía de crear productos con cariño, de calidad y con alma. Espero que os gusten estos descubrimientos tanto como a mí y que disfrutéis de las sesiones de fotos y de las combinaciones de nuestros productos. Las fotos, como siempre, son de la genial Marta Machín Photography, que sabe captar como nadie el espíritu de todas estas marcas.

Counting Clouds &… is about brands that I´ve know through Instagram, mails, markets…and who share this madewithlove philosophy. I hope you will like these discoveries as much as I do, and that you will enjoy the photos and combinations of our products. The photographs, as always, are made by Marta Machín Photography, that has captured perfectly the spirit of all these brands.

 

ENCUIRE es una marca de bolsos, pero sobre todo, es Eva. Sus bolsos son su vida, y eso se nota en cada detalle y en cada color, escogidos con mimo, y todavía más bonitos cuando los ves al natural. Todas sus creaciones llevan el nombre de las personas que las inspiraron: mujeres, amigas y bolsos.
Sus bolsos tienen un aire retro y minimalista, con diseños de toda la vida y su toque personal de brillo. Cada parte de sus bolsos (la piel, la cremallera, los herrajes…), han sido adquiridas en un proveedor local, de esos de toda la vida y sus pieles, provenientes del consumo alimentario, se usan al natural sin forro para poder sentir las dos caras de la piel.

Pasar un rato en su taller de Malasaña, donde hacen cada uno a mano y de forma 100% artesanal, es enamorarte de todas sus creaciones y querer saber todos los detalles detrás de la creación de cada uno. La paleta de colores de su última colección, Concrete, me recordó mucho a Let´s Dance, y el resultado de estas fotos de Counting Clouds & Encuire no puede gustarme más.

 

ENCUIRE is a bags brand, but above all, it is Eva. Her bags are her life, and you can see that in every color and every detail. All her creations carry the name of the people taht inspired them: women, friends and bags. Her bags have a retro and minimalistic style, with classic designs and her personal shining touch. Every piece of the bags (the leather, the zips…), have been bought to a local manufacturer and the leather, coming from the food industry, is used without a liner to feel both sides.

To spend some time at her Malasaña workshop, where they handmade each one, is falling in love with all their creations and wanting to know all the details behind each of them. The color palette in her last collection, Concrete, reminded me the color I´ve used in Let´s Dance, and I am in love with these Encuire & Counting Clouds photos.